-
-
68 m
3 m
0
14
29
57,91 χιλιόμετρα

962 εμφανίσεις, 0 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή Bègles, Région Aquitaine (France)

- Burdeaux - Arcachon

- Fecha: 25 - Agosto - 2006

- Distancia: 58 Kms.

- Isi, Ana, Joshua, Manolo, Nuria, César Palomeque, Abri, Alex Rojo, Javi Borondo y Joshe

- Hoy el día se presenta lluvioso desde el principio y no parece que vaya a parar. Pero nosotros salimos en bici sin equipaje porque podemos dejarlo en el albergue.

Primero vamos a ver a que hora nos podemos ir para Arcaçon, pero cual es nuestra sorpresa que cuando llegamos a la estación del tren nos informan que hay una amenaza de bomba y no nos dejan acercarnos demasiado.

Bien pues nos vamos a dar una vuelta por la ciudad, aunque no está el día como para andar mucho y menos en bici. Vemos la catedral y alguna cosilla mas, pero hay idea de partir al medio día hacia Arcaçon, en tren, o en bici.

Finalmente, recogemos nuestro equipaje y nos vamos al tren, ya no hay ninguna cosa rara y podemos ir en tren. Una chica de la estación se nos acerca y nos pregunta que si vamos a llevar todas las bicis en tren, y claro alucina con nosotros, pero claro hoy ya somos 10 y se va a informar, o algo.
Por fin podemos meter las bicis en el tren, pero claro, otro follón, 10 bicis no caben en el vagón destinado a ello, y tenemos que colocar alguna en algún pasillo, pero llegamos a nuestro destino, y allí ¿qué es lo primero que hacemos?, claro, comer.

Hace un viento de flipar, y así nos vamos cerca de la costa y por carril bici hacia el sur. Unos chavales patinando se agarran a nuestras bicis para que les llevemos, y lo hacemos con mucho gusto, aunque cuando llegan las cuestas es mejor que empujen.

En medio de este camino y cerca de la playa, nos paramos a arreglar un poco la bici de Abri, está a punto de romperse el trasportín, y le colocamos alguna brida.

Llegamos a la famosa duna. Es impresionante, como tantas cosas que hemos visto en este viaje.

Subimos por una escalera de plástico que en su parte mas alta ya está ligeramente tumbada por el efecto del viento y la arena, y llegamos arriba.

La vista es alucinante, por un lado el océano y sus playas, y por el otro solamente bosque de pinos, por el que nos adentramos después por carriles bicis “les pistes cyclables” como dicen por aquí.

Y llegamos a uno de los pueblos costeros y playeros de por aquí, pero el ambiente en el camping no nos gusta demasiado y nos volvemos a otro que vimos unos kms atrás y que parecía mas tranquilo.

Allí hacemos noche. El camping está metido de lleno en el pinar por el que venimos pedaleando y al llegar, prácticamente sin colocar aún las tiendas se pone a llover.

Después nos vamos al servicio donde cenamos, parecía mal sitio, pero por lo menos estamos a cubierto, eso sí a mí al menos me supo a gloria la cena: unos bocadillos de tortillas y pollo además de ensaladas.

Σχόλια

    You can or this trail