otropaco
215 1 4

Σύνολο σημείων 3328

Uploaded 10 Μαΐου 2014

Recorded Μαΐου 2014

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1.849 m
870 m
0
37
74
147,96 χιλιόμετρα

2687 εμφανίσεις, 60 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή Tamajón, Castilla-La Mancha (España)

Ruta dura pero preciosa. En modo autosuficiente, es decir, tienda, cocina, saco y demás, pero abierto a comer en restaurantes si los hubiere.

Aparco en Tamajón ya un poco tarde y engancho alforjas y tienda en la bici. Una rápida revisión demuestra que se ha volcado una petaquita de wisky irlandés que llevaba sobre un forro polar. Estupendo, voy a oler a mendigo alcohólico. Menos mal que no vengo a hacer amigos. Dejo el forro en el transportín para orearlo un poco y que seque -y la petaca vacía en el coche, una pena- y empezamos.

Después de apreciar y pasear por la ciudad encantada (como la de Cuenca),cojo un GR con algún tramo inciclable hacia Campillejo, que pronto cambio por la carretera. Desde allí una buena pista hacia Majaelrayo, pero antes de llegar nos desviamos hacia el Ocejón.
La subida se puede hacer montado (y cargado) unos dos tercios del camino, y la bajada posterior algo parecido. Forcé un poco por animal y acabé con los muslos y pantorrillas acalambrados y las rodillas doloridas el resto del día, pero el camino y las vistas valen la pena. No subo al Ocejón, claro, pero paso por el collado, lo tengo a menos de un kilómetro.
Llego tarde para comer a Valverde, pero me preparan un maravilloso y enorme bocadillo de lomo con pimientos, que con una cervecita me quita todos los males.

Sin poder disfrutar mucho Valverde, porque se me echa el tiempo encima, cojo una pista hacia el norte que me lleva al valle del río Sonsáz. Allí me desvió de la pista y bajo al río por un caminillo casi tapado por jaras y tojos donde me bajo de la bici acojonado después de que un palo me trabe los radios. Además no se ven las piedras por la vegetación tan alta y la hostia puede ser gorda.
Encuentro el puente de la Mata, no es un mito, existe. Desde allí la cosa empeora mucho más, y me cuesta seguir el camino. Unos kilómetros de porteo duro donde tengo que ir abriendo el camino, hace años que nadie pasa por aquí. La vegetación me arranca las fundas de los cables de los cambios, entre otros pequeños inconvenientes. Menos mal que las alforjas son duras (y yo terco). Menos mal también que llevo vaqueros sobre el culotte caro (¡anatema!,¡condenación!, ¡un biker en vaqueros!). Si no fuera por ellos las ramas me hubieran desnudado en minutos. Acabo hasta con los brazos llenos de arañazos. Pero qué vistas, señores.

Llego al final a un lugar con alguna superficie plana para poner la tienda, el pueblo abandonado de Robledo de la Mata. Sólo queda algún resto mínimo de casas, todas las piedras se han usado para hacer unos corrales enormes donde suben ganado en verano (suben por otro sitio, claro) . Acampo y me hago una reparadora fideuá deshidratada y al saco, que hace frío. La noche es un poco movida, con visita nocturna de jabalí berreante incluida, y yo pegándole gritos (desde dentro de la tienda, claro) para que se pirara de ahí.

Me desayuno unas lonchas de panceta a la plancha con pan y un té, y recojo el campamento. Me cuesta un poco encontrar la pista que busco, pero la encuentro, sólo para dame cuenta entonces de que los cambios no funcionan. Nada, llevo de todo, hasta cables si hace falta. Desmonto las alforjas y le doy la vuelta a la bici, y en un rato empieza a funcionar todo más o menos decentemente. En ese momento veo algo por el rabillo del ojo y al mirar para arriba tengo seis o siete buitres dado vueltas sobre mí a poca altura. Buff, son bonitos, pero espero que no sea premonitorio de nada.

Mi idea original era salirme de la pista principal en el valle del Sorbe, vadearlo y subir hacia el norte hacia la zona de Galve, pero el río lleva demasiada agua y las rampas que veo al otro lado no ayudan, por lo que decido seguir la pista hacia el oeste y atravesar la sierra por el valle. Es una subida tendida hasta que llego a una especie de altoyano o meseta donde, increíblemente, el camino es casi llano durante un tiempo. Además es precioso, tengo la impresión de pedalear por Suiza. Desemboco en la famosa pista blanca de Cantalojas a Majaelrayo, y tiro para el norte. Bajo mucho, y me preocupo porque mañana tendré que volver por ahí. Me voy acercando a Cantalojas y me encuentro en lo alto de un puerto a unas preciosas cicloturistas extenuadas descansando un poco. Saludos y risas.

Paro y como algo en Cantalojas, caro y mejorable, pero sienta bien, y enfilo para el hayedo de Tejera Negra. Con la intención de dejar el equipaje y disfrutar ligero del parque natural, paro en el centro de interpretación, pero no hay nadie, por lo que aprieto los dientes y me pongo a subir con todo el equipo. El parque es precioso, la pega es que las hayas están apenas con brotes. Dentro de unas semanas tiene que ser maravilloso (y en otoño, claro). Disfruto como un enano, y cojo incluso un desvío que me lleva a hayedos más tupidos e igual de desnudos.

A la vuelta me encuentro con que el camping de Cantalojas está cerrado por reformas,- vaya por Dios, me apetecía una ducha-, así que enfilo la pista blanca de nuevo, ésta vez volviendo hacia el sur. Tengo la hora encima, quedan menos de un par de horas de luz, y llego al sitio donde encontré a las chicas ésta mañana. Veo allí una botella casi llena de agua (de ellas, claro, no pasa mucha gente por aquí). Es un milagro porque me acabo de dar cuenta de que he gastado muchísima más agua de lo que pensaba y tengo el camelback casi vacío, y me estaba planteando volver a Cantalojas -horror-. Lo tomo como una señal divina y me salgo de la pista y acampo. Risotto con setas, sorprendentemente bueno para ser de sobre. Ésta noche no hay jabalí. A medianoche salgo a cumplir con natura y me quedo estupefacto ante la cantidad de estrellas. No puede haber más, no hay lugar donde no haya puntos blancos, es fascinante. Me quedo un rato mirando hasta que el frío me puede.

Al día siguiente sigo por la pista blanca. La pista ésta tiene su fama entre los ciclistas. Es de grava, blanquísima en algunos tramos. Tiene tres puertos fuertes, sobre todo el segundo y, en invierno el hielo se camufla por su color, lo que unido a las roderas que va haciendo el agua con el tiempo y la piedra suelta hacen que tenga la cosa su diversión.

El sol va descongelando la escarcha de la hierba al llenar las sombras y convierte las subidas en una sauna, pero antes de cada bajada me tengo que poner el forro polar (con aromas celtas) y guantes. Y gorro me pondría si hubiera traído, el aire hace que duela la cabeza de frío.

Llego a un área recreativa con idílico riachuelo y aprovecho para afeitarme y lavarme un poco. Incluso los bajos, que después de dos días de sudor y pedaleo lo agradecen lo indecible. Una buena subida y una larga bajada más y me planto en Majaelrayo. Un buen segundo desayuno y charla local. Me gusta el ambiente de éstos pueblos. Continúo ya por asfalto hasta Campillo de Ranas. Majaelrayo es más turístico, pero Campillo tiene más vida "nativa". E incluso pubs. Sigo a Roblelacasa, precioso, desde donde vuelvo al camino.

Hace unos 25 años que no cojo el camino de Roblelacasa a Matallana. El principio es de piedra y difícil, como recordaba, pero luego lo han ensanchado y hay tramos por los que pasaría un 4x4. Han hecho un puente nuevo (¡con barandilla!) sobre el viejo de trillos, aunque han tenido el detalle de dejar el antiguo debajo. Me desvío para ver las cascadas del aljibe. Mucha agua, da miedo bañarse, pero al menos meto los piés. El término "fría" no hace justicia a la temperatura del agua.

Paso por Matallana. Ya no conozco a nadie allí, claro. Hay jóvenes, hay huertos... hay cuatro. Una pena, conocí ésto con más de una docena de "okupantes", donde ayudé a hacer pan y a limpiar ajos, ordeñé cabras, y había fiestas... estoy mayor.

Me pierdo un poco y me voy por otra pista, retrocedo y pillo la buena hasta la Vereda. La Vereda no ha cambiado apenas, si acaso a mejor. En sus tiempos un grupo de universitarios se asoció y lo compró a Icona (que se quedó con todos los pueblos que se iban abandonando). La diferencia con Matallana es que aquí son dueños, en Matallana son ocupas. Y que hay más pasta, claro. La verdad es que el pueblo está de dulce, es precioso y parece de cuento.

Y pasamos el pantano del Vado. Inundar un lugar al que llaman "el vado", un lugar donde se juntaban carros y recuas para cruzar un río, donde se creó un pueblo a partir de los puestos donde se refrigeraban los arrieros mientras guardaban turno, es como echar antrax en un hospital. Todos esos pueblos fueron abandonados cuando se cortó la comunicación natural con Tamajón. En fin...

Una última pista zigzagueante me lleva Tamajón, donde termina ésta aventura.

Repite ésta ruta sólo si estás seguro de aguantar muchos tramos de "empuje-bike", e ir a 5 km/h en muchos otros, sobre todo cargado. La parte de subida a Robledal de la Mata desde el río Sonsaz y la subida al Ocejón son extenuantes, pero luego no hay mucho descanso tampoco.




Mountain pass

Ocejón

Collado donde empieza la bajada a Valverde. El Ocejón está tan solo a 1 km
κάμπινγκ

Primera noche

Campamento en el pueblo abandonado de Robledo de la Mata. Ya no hay pueblo, con las piedras de las casas han formado un gran corral
κάμπινγκ

Segunda noche

Risk

Se apaga el GPS

Hasta aquí el track real, la antena se queda sin batería y deja de grabar. El resto lo añado a mano

5 αξιολογήσεις

  • Φωτογραφίες SergiCasAl

    SergiCasAl 13 Μαϊ 2014

    Guau!,excelente recorrido y descripcion,y duro,muy duro,con demasiados tramos de empujar la bici,pero digno de admiracion en cualquier caso.
    Gracias por compartir.
    Sl2.

  • Φωτογραφίες Osurca

    Osurca 13 Μαϊ 2014

    Excelente relato, excelente ruta y excelente tú, vaya "par"que tienes!! Añadida a favoritos, llevo queriendo tiempo hacer una asi con un amigo. Un dia ya hicimos Majaelrayo-Cantalojas y vimos donde poder dormir. Por cierto me habria acojonado mucho cuando lo del jabalí.
    Un saludo!!!

  • Φωτογραφίες Osurca

    Osurca 14 Μαϊ 2014

    Espectacular!! Simplemente, tengo que ir! https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/sierra-pobre-tejera-negra-6812319/photo-3813886

  • Φωτογραφίες Osurca

    Osurca 14 Μαϊ 2014

    Auténtico total! https://es.wikiloc.com/rutas-outdoor/sierra-pobre-tejera-negra-6812319#wp-6812321/photo-3813807

  • Φωτογραφίες Javi5js

    Javi5js 23 Μαϊ 2014

    Gracias por compartirla!

You can or this trail