axemeya

Ώρα  10 ώρες 54 λεπτά

Σύνολο σημείων 6712

Uploaded 27 Αυγούστου 2019

Recorded Ιουνίου 2019

-
-
1.554 m
540 m
0
19
38
75,2 χιλιόμετρα

135 εμφανίσεις, 1 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή Navalperal de Tormes, Castilla y León (España)

Navalperal de Tormes – Jerte - Cabezuela del Valle (75 Km 1442 mts)
Ruta que se encuadra dentro del recorrido de 6 etapas siguiendo la historia de una, grande y libre nación, nuestra España. Durante esta ruta rememoramos la España imperial de Carlos V, su vinculación a la orden de los Jerónimos y rendimos cuentas al origen del imperio en Trujillo donde finaliza la ruta. (https://es.wikiloc.com/rutas-mountain-bike/2019-06-08-13-monasterios-reyes-y-conquistadores-sierra-de-gredos-ruta-de-los-jeronimos-ruta-de-los-37830862)
Ha amanecido un día esplendido, cielo azul y una temperatura buenísima. Iniciamos con el aseo y el desayuno perfectamente guiado y orientado por Toño con apoyo de Joaquín que hacen de pastores de este minúsculo y bien avenido rebaño.
Una vez en la calle, la mala suerte se ceba con el BTTero de la patilla, la bicicleta que le prestaron ayer esta pinchada, otra putada más a añadir a su día de furgoneta y para alegría de otro, que pedalearan por él.
Hoy a priori se trata de una etapa amigable y suave, no será tan así, pero resultará chula, divertida y amena.
A las nueve nos reunimos y disponemos a partir en hora. Varios kilómetros por asfalto en pendiente favorable sirven para comprobar el fresquito de la mañana que no llega a la categoría de frio. Tomamos la AV-P41 durante unos 10 kilómetros hasta el pueblo de la Alisenda de Tormes. Durante este trayecto se adivina el Tormes a nuestra izquierda, las estribaciones de Gredos destacan contra el azul del cielo, al frente suponemos los puertos de las Umbrías y Tornavacas, los dos pasos del día, junto con las lagunas Galindo, punto más elevado de la ruta de hoy camino de Puerto Castilla.
Este tramo ha servido para medir fuerzas y parlotear con especial mención a la “jugada” de la pata de cordero y el futuro de la cereza. Abandonamos la carretera por la izquierda entrando en Alisenda de Tormes a cruzar el rio por un preciso puente de piedra. Se inicia un tramo de pista entre pinos que en los claros nos pone de bruces frente a los neveros de Gredos. Se trata de un tramo que nos deja en la carretera comarcal AV-P-542 camino de Navalmediana, pueblo que pasamos por un lado sin entrar en el mismo. Un largo tramo de carretera sin apenas tráfico nos lleva a la garganta de Bohoyo en la proximidad del pueblo del mismo nombre. Se trata de una zona de baño con bar, zona chula donde nos detenemos a realizar unas fotos. Nuestra siguiente parada fue Bohoyos en la plaza de la Picota con fuente, iglesia y por supuesto cigüeñas. Fotos y gracias nos acompañan, hay buen ambiente. Retomamos la marcha por asfalto, vamos camino de Nava del Barco donde suponemos la furgo. Varios pueblos iluminan nuestro paso, Navamojada, los Guijuelos, Navamures, todos ellos en los que apenas nos detenemos. Próximos a Tomellas un giro inesperado por asfalto para cruzar la AV-P-537 nos deja sobre un puente moderno, frente a otro bonito puente de piedra, volvemos sobre nuestros pasos para cruzarlo. En este punto se inicia la subida al puerto de las Umbrías pasando por Nava del Barco. Iniciamos la subida, tendida sin grandes dificultades rodeados de vegetación. Llegados a Nava del Barco no vemos la furgo, paramos en la iglesia, los feligreses salen del culto, la furgo no está, se encuentra en el Barco de Ávila. Hablamos con ella y quedamos en continuar y encontrarnos por la carretera mientras subimos camino de las Umbrías.
La carretera continua con la misma tónica ahora está más metida en vegetación, se agradece la sombra. A mitad de puerto nos detenemos en un pequeño aparte para vehículos. No hacemos más que salir y llega la furgo, volvemos sobre nuestros pasos y nos disponemos a comer fruta, frutos secos…. y la pata de cordero fileteada magistralmente navaja en mano, por un experto chacinero. Mil y una manos se abalanzan sobre el bicho, ¡todas no¡ la repudia su “dueño”. Impresionante pata, un acierto total.
Con las fuerzas repuestas, las cerezas en la cabeza, que estas, dicho sea de paso, se hacen de esperar, remprendemos la ruta. Ganamos altura, el bosque se despeja, el sol golpea nuestros cascos, llegamos al puerto, nos desviamos a la izquierda a un parquing con carteles anunciadores de la Laguna de Galindo y el origen de la pista de tierra que tomaremos.
Aquí da comienzo el camino de tierra, miradas con recelo al mismo, el asfalto tira, está ahí, pero no hay opciones a ello, es pronto estamos frescos, no se permiten abandonos, alguno le tiene ganas y la mira con deseo.
El equipo valenciano no se cree que “sea todo pa bajo”, están comenzando a conocer el bable. La subida no puede ser muy dura son 5 kilómetros y 200 mts de desnivel. La marcha se inicia por una buena pista de tierra, dirección a la Lagunas de Galindo Gomez, las vistas bonitas, el valle del lado de Puerto Castilla luce preciso, verde sobre el cielo azul intenso, al fondo varios pueblos, el ganado abundante a nuestro paso, agua en múltiples balsas artificiales, nos detenemos en una. Pinos, flores y árgumas amarillas nos acompañan en esta subida. Llegados a un pequeño descanso se ve el poste indicador de un PR, varios montañeros nos cruzan, es domingo día de asueto. Continuamos subiendo hasta encontrar el refugio del paso de las Palomas. El camino, aunque no malo comienza a desconcharse por momentos, en este punto dejamos a nuestra izquierda el desvió a las Lagunas de Galindo, nos encontramos en la zona de más altura de la ruta, se trata de una pradería que cruzamos abiertamente en busca de un bonito y sombrío pinar. Abrimos una portilla, esta ya es una labor cotidiana. Nos reagrupamos y ante nosotros una senda/camino de tierra se adivina, esta zigzaguea por el pinar, la tememos técnica, pero para nada es una pista rápida que hace las delicias de todos. El pinar se acaba, la bajada continua sin apenas dificultad, rápidamente nos lleva a Puerto Castilla. Nos detenemos en el entronque con la carretera N110, en una fuente donde el camino nos ha llevado, repostamos agua antes de continuar, no está muy fría, pero es necesaria.
Iniciamos un mini ascenso por carretera que abandonamos rápidamente por la izquierda hasta el alto de Tornavacas, en este tramo encontramos algunas zonas de barro alimentado por alguna fuente que nos pone en fila de a uno. Coronamos el puerto en la zona de las antenas de telefonía, las cerezas se hacen de rogar. Estamos frente a dos carteles que indican que nos metemos de lleno en el Jerte y más explícitamente hacen mención a la Garganta del Infierno.
En este punto conocedor de las debilidades de cada uno y sus gustos tenemos la opción de carretera hasta Tornavacas o la trialera que se adivina en línea recta hasta el mismo lugar de encuentro.
Solo dos personas nos decidimos por la trialera, la bajada se inicia bien, enseguida pica para abajo y se convierte en un rió de piedras que con "Bea" sorteo y bajo al 100% sobre ella. No es de las bajadas disfrutonas de saltos y diversión, es un rió de piedras que hay que conducir y salir a los laterales para aprovechar alguna alternativa, técnicamente compleja y muy exigente. Una vez conocida quizás la alternativa mejor sería bajar por asfalto un tramo y tomar una pista que sale en la segunda curva de la carretera, pero…. como no soy adivino, hay que probar para opinar… . Un último tramo que mejora notablemente nos lleva a la cuarta curva de la carretera donde coincidimos todos. Por fin hemos visto el primer huerto de cerezas, un poco fuera de mano, pero lo hemos visto y presagia un gran día de cerezas.
Animados por una buena pista y la curiosidad de una vaca muerta hinchada frente a nosotros que parece como un muñeco acartonado, invitamos al resto a subir a nuestra pista, el camino se inicia bien, pero se cierra en árgumas amarillas que obliga a descabalgar a muchos durante un corto tramo que sale a la 5º curva. Reunidos todos en este punto, sobre el pueblo de Tornavacas, nos encontramos con una visión esplendida del mismo. La pista siempre sobre el flanco izquierdo del valle pone a nuestra disposición mil y un cerezos de los que nos servimos “moderadamente” durante varios kilómetros hasta llegar a las piscinas naturales del Jerte en el pueblo del mismo nombre. Impresionante descenso, hemos realizado más paradas que una guagua canaria por los pueblos. Cerezas de todos colores y sabores, gordas y delgadas dulces y…. menos dulces, impresionante. El camino que a veces se convierte en un single track divertido y ameno con algún punto técnico nos muestra el espléndido tesoro que guarda el valle. Estamos sobre la ruta de Carlos V, como así reza en un panel anunciador. No hay palabras para describir el estado de felicidad en este tramo, impresionante. Continuamos hasta llegar a las piscinas naturales del Jerte sobre el Puente Largo. Vamos en busca del área recreativa de la Garganta del Infierno, donde nos espera la furgo. Seguimos las indicaciones que llevamos, en un cruce preguntamos a un señor que labora la tierra, nos indica hacia arriba, comenzamos a subir. ¡No puede ser¡. Hemos subido demasiado, otro grupo ha tirado por abajo y van derechos al área. Esa era la alternativa que llevaba prevista para ir al centro de interpretación y al hotel en caso de necesidad. Continuamos adelante hasta un cruce donde nos planteamos bajar al área y concluir la ruta a la tarde regresando a este punto. Nos tiramos abajo, al área por una pista hormigonada, son 1,5 kilómetros de descenso rapidísimo que luego hemos de volver a subir.
Llegado al área, es un lugar muy bonito con servicios de todo tipo, rutas a caballo, bar, mesas, etc. y la sorpresa. El furgonetero ha comprado de todo para agasajarnos durante la comida, no ha encontrado la patilla para la bici, pero si viandas y delicatesen para alimentarnos, cervezas, jamón, tortillas, pastelitos y por supuesto la fileteada pata de cordero cortada por el chacinero mayor. Excepcional todo.
Corta siesta antes del reinicio y…. un abandono, deja la bici al averiado, quien dará el día por bueno tras los kilómetros de ruta que le quedan. Son pocos kilómetros, pero buenos kilómetros los que nos faltan, con diversión a raudales y alguna que otra dificultad.
Tomamos un café antes de retomar la ruta, en un bar con cajas de cereza a la entrada a modo de pincho frente al camping de Carlos V. Seguimos las indicaciones de la ruta de Los Pilones. Comenzamos subiendo por terreno hormigonado, el mismo que hace un rato bajamos. Pendiente endiablada en algún tramo, hasta que se acaba el hormigón y se continúa ascendiendo por pista entre castaños. Seguimos el camino de la Garganta del Infierno, como así reza en las señales que indican la ruta de Los Pilones, llegando a una bifurcación que indica que nos encontramos a 1 kmt de los Pilones. La obviamos y seguimos ascendiendo para llegar a un tramo de bajada próximo al Puente Sacristán, donde a la vista del rió y las pozas, se impone un baño a lo Adan, ya que Eva no ha venido. Impresionante lugar, fresco rió que no muy frió, fabuloso lugar donde hay hombres y gorriones, incluso sirenas. Relajados y distendidos nos vamos camino del refugio a posarnos sobre el puente Sacristán, junto al mismo.
El camino que se adivina tras cruzar el rió y ver las cabras se nos antoja duro, aunque parece un tramo corto. Cuatro personas nos vamos adelante el resto regresa por donde hemos venido.
Se inicia un tramo empinado por una senda en modo porteo. No son muchos metros, hasta llegar a un camino estrecho, por el que ciclamos hasta encontrar el desvió a los Pilones, Desde ese punto avistamos las pozas en el rió entre piedras blanquísimas, un lugar bonito metido entre vegetación frondosa. Diversas señales, marcan varias alternativas, tomamos Cabezuela del Valle. Ciclamos por un tramo bonito con puntos técnicos y divertidos por un bosque frondoso en el que cruzamos algún arroyo o garganta. A partir de un momento abandonamos el bosque y nos metemos en auténticas terrazas de cerezas, es un vergel del fruto prometido. Todo este tramo que resta hasta Cabezuela juega con pistas de tierra y hormigón, caminos y sendas, siempre sorteando terrazas y cerezales hasta llegar a Cabezuela. Una vez en Cabezuela nos resta el trámite insalvable de la carretera hasta el hotel los Arenales. Nos hubiera gustado alojarnos en el hotel Judería de Cabezuela, pero fue imposible contactar con el hotel. Los tres kilómetros hasta el hotel son rápidos y un puro trámite.
Llegado al hotel, recogemos las bicis, aseo y cañas. La señora del hotel se muestra muy dispuesta para anular la habitación doble por una simple, no es mucha la diferencia, pero si un detalle de agradecer.
La furgo nos lleva a cabezuela en dos viajes, tomamos una caña y nos vamos a cenar al hotel de la Judería, consultados por el tema del hotel lo lamentan sin más.
Cenamos bien, las estrellas, el cochifrito y el veto vino de Habla que se había impuesto por negarnos la visita a la Bodega.
Cafés, y chupitos en la cafetería del propio restaurante. Esta todo cerrado. Cabezuela tiene buena pinta calles estrechas y pintorescas, típicas de juderías.
Tras la cena la furgo da un viaje y el resto caminamos por el pueblo hasta la llegada de la furgo. Sopla aire fresco, mas bien frió. De camino vemos la zona de piscinas naturales y las ruinas del Vadillo a la salida de Cabezuela.
Llegado al hotel todo está apagado, no hay opción de copa. Todos a descansar, el día de mañana se antoja duro.
Τόπος στάσης

00 Navalperal de Tormes

Navalperal de Tormes
Τόπος στάσης

01 La Aliseda de Tormes

La Aliseda de Tormes
Ποταμός

05 Garganta de Bohoyo

Garganta de Bohoyo
Γέφυρα

02 Puente de piedra

Puente Piedra (Alisenda)
Τόπος στάσης

03 Navamediana

Navamediana
Τόπος στάσης

06 Bohoyo

Bohoyo
Τόπος στάσης

07 Navamojada

Navamojada
Τόπος στάσης

08 Los Guijuelos

Los Guijuelos
Τόπος στάσης

09 Navamures

Navamures
Μουσείο

10 Puente romanico

Camino
Χώρος θρησκευτικού ενδιαφέροντος

11 Nava del Barco. Iglesia

Ανεφοδιασμός

12 Carretera Local (pinchin)

Carretera Local
Κορυφή

13 Pto. Umbrias

Καταφύγιο (χώρος)

15 Refugio paso de las palomas

Τόπος στάσης

14 Balsa

Laguna
Φωτογραφία

16 Pinar

Parque Regional de la Sierra de Gredos
Χώρος θρησκευτικού ενδιαφέροντος

17 Cementerio

Cementerio
Τόπος στάσης

18 Puerto Castilla

Puerto Castilla
Κορυφή

19 Pto. tornavacas

Τόπος στάσης

20 Inicio trialera tecnica

Camino trialero (rio de piedras)
Τόπος στάσης

21 Final tramo técnico

Senda
Τόπος στάσης

22 Inicio cerezales

Cerezales
Τόπος στάσης

23 Tornavacas

Tornavacas
Αθλητικές εγκαταστάσεις

24 Piscinas naturales

Puente Largo
Σταυροδρόμι

26 Error orientacion

Τόπος στάσης

27 Punto retorno

Camino
Πικνίκ

28 Pic-Nic

Area recreativa Garganta de los Infiernos
Σημείο πληροφόρησης

29 Centro Interpretacion

Centro Interpretación Reserva Natural Garganta de los Infiernos
Ποταμός

32 Baño

Garganta de Los Infiernos
Γέφυρα

33 Puente Sacristán (inicio porteo)

Puente Sacristán
Τόπος στάσης

21 Final porteo. Inicio tramo tecnico.

Senda
Ποταμός

30 Garganta de Los Infiernos. Los pilones.

Garganta de Los Infiernos
Σταυροδρόμι

31 Senda. Desvio Pilones

Senda
Τόπος στάσης

34 Reserva natural de la garganta

700 m altura
Τόπος στάσης

35 Orientacion

640 m altura
Τόπος στάσης

37 Cabezuela Del Valle

Cabezuela Del Valle
Αθλητικές εγκαταστάσεις

38 Piscina Nat1

Piscina Natural La Pesquerona
Αρχαιολογικός χώρος

39 Ruinas

Ruinas de Vadillo
Καταφύγιο (κτίριο)

40 Hotel Los Arenales

Camino
Τόπος στάσης

36 Jerte

Σχόλια

    You can or this trail