sextante

Ώρα  4 ώρες 46 λεπτά

Σύνολο σημείων 930

Uploaded 20 Αυγούστου 2015

Recorded Αυγούστου 2015

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
1.205 m
482 m
0
2,9
5,8
11,54 km

2052 εμφανίσεις, 62 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή McKinley Park, Alaska (United States)



Marcha realizada el domingo 2 de agosto de 2015
El Parque Nacional de Denali ofrece algún día a la semana la posibilidad de realizar alguna ruta, saliendo siempre desde el centro de visitantes, y acompañados siempre por algún ranger. Nosotros, tras la experiencia del Exit Glacier Trail, en el que los dos rangers que nos acompañaban hicieron su trabajo de aquella manera…, en esta ocasión hemos preferido hacer por nuestra cuenta un par de marchas en el día de hoy.

Esta primera, que sube hasta el mirador del Mount Healy, creo que no debería perdérsela nadie que se acerque hasta este remoto paraje. Los mapas del centro de visitantes ponen esta marcha como de las más exigentes que se pueden hacer entorno a dicho centro, ya que al desnivel que habrá que salvar con un 25 % de inclinación, hay que añadirle los casi doce kilómetros, entre la ida y la vuelta. Sin embargo, en absoluto se puede considerar una marcha difícil o complicada desde un punto de vista técnico. Hay bastante gente que llega hasta el primer mirador, que en realidad no se corresponde con el Mt Healy, puesto que para llegar hasta él aún queda casi un kilómetro más, por una cuerda en la que las vistas de una buena parte de las montañas del Denali son espectaculares. El recorrido, que hemos iniciado desde el Visitor Center, cruza el aparcamiento, para coger rápidamente el rumbo noroeste, que ya no dejaremos hasta el Healy. Tras dejar el aparcamiento atrás, también hay que cruzar la carretera (Denali Rd) que se interna en el Denali Park, y que como ya se comentaba en otra de las rutas, tan sólo se puede recorrer en las primeras catorce o quince millas, ya que el resto hay que hacerlo autorizados y en los autobuses (sutle) del propio parque. Al poco de pasar la carretera, el sendero que llevamos tiende a ir hacia la derecha, por un precioso abedular, con bastantes álamos, alisos y piceas y una variedad y cantidad de setas, que no habíamos visto en otros sitios, y seguro harían las delicias de cualquier micólogo. El suelo, al menos en este primer tramo bajo, está totalmente alfombrado de un musgo, que junto con las setas es un indicativo claro de la gran cantidad de precipitaciones que en esta época soporta buena parte del territorio de Alaska. Nosotros no nos podemos quejar, pues de las tres semanas que al final estaremos en este fantástico territorio, tan sólo un par de días nos ha llovido, sin que por ello hayamos tenido que cambiar los planes previstos. En este primer tramo, hay que cruzar por un puente de madera, para seguir internándonos en una mezcla de tundra y taiga, que al menos en esta época del año está de lo más bonita. Nos imaginamos cómo será todo este paisaje en un par de meses más, con una buena capa de nieve, y la verdad es que tampoco creemos que desmerezca en nada al presente. Al kilómetro, el sendero empieza a apuntar hacia el Healy, y conforme avanzamos se empieza a inclinar cada vez más, dibujando unas zetas que según subimos, también se vuelven más cortas y pronunciadas. Aunque antes de llegar al primer mirador y de salir de la zona boscosa, el desnivel se ha incrementado considerablemente, no por ello ha de echar para atrás, y menos a cualquiera que esté acostumbrado a salir al monte y tenga un mínimo de fondo físico. A nuestro grupo de cinco, se le ha hecho de lo más llevadero, hasta el punto de que dado lo charlatanes que somos, en ningún momento hemos dejado de “platicar” por falta de resuello. A destacar, que aquí en pleno Denali, corazón de Alaska, no está de más (según las recomendaciones que dan) hacer bastante ruido cuando se practica el senderismo, para de alguna manera avisar a osos, alces y demás animales, de que “un grupo de intrusos va para allá”; y así evitar el factor sorpresa que sí que podría cabrear y mucho a alguno de los auténticos propietarios de este territorio. Hemos llegado a nuestro objetivo, el Mount Healy, tras poco más de dos horas de caminata, con múltiples paradas para las fotos de rigor y el deleite de un paisaje que seguramente se grabará no sólo en la retina. Si en la subida no hemos cruzada tan sólo, con un joven primero y con una japonesa poco después; ambos solitarios y muy silenciosos (dos de las cosas que no recomiendan hacer), sin embargo en la bajada nos hemos cruzado con dos o tres grupitos, que a diferencia de los solitarios, éstos sí que subían haciendo bastante ruido. Esta bajada que se realiza por el mismo recorrido que para subir, se hace sin mayores problema en casi una hora menos que el tiempo empleado para la subida, pero a tener en cuenta, como en todas las salidas anteriores, que está muy desaconsejado (por no utilizar el término prohibido) el llevar cualquier tipo de comida, que pueda atraer a los siempre hambrientos grizzly, cuyo olfato, por estar mucho más desarrollado que la vista es capaz de detectar comida a varios kilómetros de distancia.
02-AGO-15 20:20:08
02-AGO-15 20:21:33
02-AGO-15 20:30:07
02-AGO-15 20:44:23
02-AGO-15 20:16:10
02-AGO-15 20:10:12
02-AGO-15 20:30:01
02-AGO-15 20:41:53
02-AGO-15 21:03:17
02-AGO-15 22:24:00
02-AGO-15 19:57:04
02-AGO-15 20:06:09
02-AGO-15 20:22:45
02-AGO-15 20:19:32
02-AGO-15 20:27:30
02-AGO-15 21:44:04

8 αξιολογήσεις

  • Φωτογραφίες PilarPGallego

    PilarPGallego 25 Αυγ 2015

    Hicimos la subida desde el río, hasta el centro de visitantes dónde recoge el autobús. La subida desde este lado es durísima, parece mucho más asequible desde el centro de visitantes. Las vistas arriba son espectaculares.

  • Φωτογραφίες PilarPGallego

    PilarPGallego 4 Φεβ 2017

    I have followed this trail  View more

    Hicimos la subida desde el río, hasta el centro de visitantes dónde recoge el autobús. La subida desde este lado es durísima, parece mucho más asequible desde el centro de visitantes. Las vistas arriba son espectaculares.

  • Φωτογραφίες sextante

    sextante 4 Φεβ 2017

    Sí, efectivamente desde el Healy River la subida es mucho más exigente, con un desnivel mayor. Nuestro grupo, formado por ocho amigos, se dividió en dos, de los que tres se fueron a ver una exhibición de perros que tiraban de trineos, y nosotros cinco nos fuimos hacia el Mount Healy, al que sólo por las vistas, como bien dices, merece la pena subir.
    Un saludo

  • juan ramon aznar colino 23 Φεβ 2017

    Buen detalle de la ruta, me la apunto para este prox. agosto.
    Saludos

  • Φωτογραφίες sextante

    sextante 23 Φεβ 2017

    Pues sí, Juan Ramón, si vas en agosto a aquellas latitudes, mi consejo es que no te la pierdas. Merece la pena, y la marcha no es para nada exigente.
    Que la disfrutes!

  • juan ramon aznar colino 27 Φεβ 2017

    Eso espero sextante, alguna indicación o recomendación para esta zona u otras...Estuvisteis por la zona de Kennicot ??
    Saludos

  • Φωτογραφίες sextante

    sextante 28 Φεβ 2017

    No, la zona de Kennicot no la visitamos, pero sí lo hicimos con: Homer (desde donde en avioneta fuimos a ver osos grizzly en Katmai, Seward (donde no hay que perderse la ruta hasta el campo de hielo del Exit Glacier) y Valdez. También estuvimos en Talkeetna, desde donde se puede hacer un recorrido en avioneta alrededor del impresionante monte McKinley, ahora llamado en lengua nativa como el parque nacional "Denali". Si decidieras ir y hacer dicho vuelo, te recomiendo el largo, con la posibilidad de aterrizar en uno de los glaciares de dicha montañana, y disfrutar durante unos quince minutos de dicho privilegio.
    Saludos

  • juan ramon aznar colino 28 Φεβ 2017

    Ahí estoy dándole y preparando el asunto. Gracias sextante
    J.R.

You can or this trail