Dalits

Ώρα  8 ώρες 54 λεπτά

Σύνολο σημείων 2116

Uploaded 23 Ιανουαρίου 2020

Recorded Μαρτίου 2014

  • Rating

     
  • Information

     
  • Easy to follow

     
  • Scenery

     
-
-
924 m
54 m
0
5,5
11
21,95 χιλιόμετρα

391 εμφανίσεις, 21 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή Valldemossa, Baleares (España)

Si quieres ver esta ruta con el texto y las fotos insertadas en la descripción, visita mi blog en este enlace:

Sierra de la Tramuntana: 3 Valldemossa a Muleta (en mi blog)

Como habíamos previsto, pasamos la noche en el refugio de Can Boi, en Deiá.

Nos levantamos relativamente temprano pues habíamos quedado con el taxista que debía llevarnos a Valdemossa, para iniciar la etapa donde terminamos el día anterior, a las 9 de la mañana.

La de este día era una etapa razonable, de 22 kilómetros con un desnivel de un 8% de subida en los primeros seis kilómetros y de casi un 13% de bajada en los seis siguientes.

Detrás del refugio de Can Boi está la mole del Puig del Teix (o Montaña del Tejo) con una altitud de 1064 metros sobre el nivel del mar y que vamos a tener que recorrer en la mañana de hoy y bajar desde ella para volver a pasar por la misma puerta de este refugio en nuestro recorrido hasta el refugio de Muleta, junto al puerto de Soller, donde finaliza la etapa.

Salimos de la Plaza de Campdevanol, donde terminamos el día anterior. Hay que cruzar la localidad hasta el otro lado, por lo que subimos por la avenida de Palma y giramos por un parque infantil que está en la calle de “Na Más”, que nos hizo gracia por el nombre, por donde llegamos a la calle de los Olivos. En ella giramos a la derecha para comenzar el camino. Nos llamó la atención un largo muro exquisitamente construido con la técnica de la “piedra en seco”.

Tras una curva a la derecha muy pronunciada que hace la carreterita por la que vamos hay que salir a la izquierda por un camino que va pegado a una alambrada.

Desde el primer momento el camino es pedregoso y relativamente estrecho. Todo es una cuesta arriba, pues vamos metido en la garganta que forman Na Torta, a nuestra izquierda y Son Gual, a la derecha.

Cuando terminamos esta primera subida estamos en Pla de Pouet, una zona llana antes de continuar con la subida al Pouet.

Continuamos la subida hasta que a 3,7 kms. del inicio llegamos al Mirador de Can Costa, desde el que tenemos una vista espectacular desde la punta de Es Cavall, lo más alejado de nosotros, pasando por la privilegiada urbanización de George Sand, encaramada en lo alto del Puig de Sa Moneda, hasta la llanura por la que discúrrela carretera MA-10 que lleva a Valldemossa.

Satisfechos con las vistas volvemos al camino. Tenemos, prácticamente seguidas, las subidas al Pouet y a Talaia Vella.

Encontramos un tronco caído sobre el camino con toda la pinta de llevar años en ese mismo sitio ya que tiene una marca como de cabalgadura en el lugar donde hay que apoyarse para sobrepasarlo. No deja de tener gracia.

En unos 15 minutos hemos llegado al vértice geodésico del Pouet, donde nos hacemos las fotos de rigor.

Un poco más allá, a unos diez minutos, está Talaia Vella, hacia donde nos dirigimos. Por el camino vamos viendo toda la costa mediterránea así como todo el acantilado, con el sendero bordeándolo, y una vertical que se precipita hacia Son Gallard de manera terrible, no apta para los que tengan fuerte vértigo.

Sin especial esfuerzo llegamos a Talaia Vella, donde encontramos un refugio de piedra cerrado a cal y canto.

Hay a continuación una pequeña bajada a la vaguada de Son Gallard, justo al sitio donde se origina el Torrente de Marina, bajada que otra vez se convierte en subida en dirección al punto más alto de toda la ruta: el Cingels de Son Rullan.

Hay que hacer varias “z” para ganar altura. En un momento determinado (a 6 kms. del punto de salida) estamos en el borde del acantilado y tenemos ante nuestros ojos la costa mediterránea en la que destaca, a la altura de Deiá (que no vemos aún), ese brazo de tierra en cuyo extremo está, atravesada, Punta Foradada.

Y el porqué del nombre que se le da a dicho accidente geográfico se responde solo contemplando las fotos del mismo: la roca tiene un agujero que la traspasa de parte a parte.

El sendero hasta los Cingels de Son Rullán es corto, estrecho e intenso, pues se hace al borde mismo del acantilado. No quiero decir con esto que sea peligroso con un mínimo de atención que se preste y evitando un tropezón que podría provocar un percance mucho más que serio.

A mi hermano Pepe le gusta aproximarse al borde de los sitios buscando esa foto con un poco más “de caída”. Yo, lo reconozco, padezco eso que llaman “vértigo ajeno” y cuando le veo hacerlo me pongo un tanto nervioso. Pero cada uno es como es. Me limito a hacer las fotos desde los lugares que me parecen prudentes y para fotos al borde del abismo que las hagan otros y, a ser posible, utilizando drones, que es más seguro.

Pepe y yo nos hemos entretenido haciendo algunas fotos y cuando nos damos cuenta José y Curro ya han llegado a lo alto del Cingels de Son Rullán, desde donde nos saludan.
A nuestras espaldas, el acantilado y el sendero que lo bordea.

A los pocos metros de iniciar el descenso llegamos a la intersección de camino con el que baja a Deiá. En ese lugar nosotros giramos a la izquierda para continuar nuestro recorrido.

A partir de aquí, prácticamente todo es bajada. Al principio con bastante pendiente aunque eso es lo menos relevante, pues lo es más la cantidad de piedra que hay en el camino y con la que conviene tener bastante precaución.

En algunas zonas de la bajada hay paredes de roca con formas preciosas que fotografiamos.

Se trata de una zona boscosa en la que encontramos una pequeña construcción que nos parece que pueda tratarse de un horno

Cuando hemos perdido bastante altura encontramos varios ejemplares de olivos con unos trocos increíbles por sus formas. Nos parecen bellísimos.

También en el discurrir de la bajada, a la derecha del sendero, vemos una puerta que conduce a una fuente o un pozo ubicado al fondo, no pudiendo distinguir bien de qué se trata por la falta de luz.

Y un poco más abajo, cuando ya estamos a las puertas de Deiá, pasamos ante las ruinas del Castell del Moro, del que solo lo que parece una torre se yergue en pie.

Y ya en Deiá, paramos en el Refugio de Can Boi para comer, lo que hacemos sentados en las mesas que el propio refugio tiene al borde del camino y desde donde podemos ver el acantilado por cuyo borde hemos estado caminando esta mañana.

Cuando terminamos de comer continuamos el camino. Baste con que, saliendo de la terraza del refugio giremos a la izquierda y continuemos adelante. A los 400 metros encontraremos una fuente al borde del camino.

Estamos en el Camí de Ribassos, que lleva a la Cala de Deiá, aunque nosotros lo dejaremos antes de llegar a la misma.

Los siguientes 800 metros, que son el recorrido por el paraje de Son Bauzá, resultan especialmente atractivos. En ellos vamos a encontrar hasta cuatro “botador” distintos (esas escaleras para superar alambradas o muros) y varios ejemplares de olivo de formas espectaculares.

Llegamos al lugar por donde pasa el Torrent Major, que baja paralelo a la carretera que lleva a la Cala de Deiá. La llegada a este lugar se hace a través de unos metros de calzada bien empedrada que conduce hasta un puente de madera que salva el torrente. Tenemos que cruzar la carretera para continuar por el otro lado salvando una alambrada mediante la utilización de otro “botador”. Y estamos en el punto más bajo de toda la ruta.

A partir de aquí y durante unos tres kilómetros todo es subida, aunque suave (hay un desnivel de 250 metros en dicho trayecto) hasta llegar a Can Miquelet, donde volveremos a descender hasta llegar a Muleta.

El sendero va haciendo una curva para salvar la elevación que queda a nuestra derecha.

Alcanzamos la carretera MA-10 a la altura de S’Empeltada.

Debemos continuar por ella, en la misma dirección que traíamos, durante unos 500 metros al cabo de los cuales veremos a la derecha, entre dos casas, un callejón que sube. Tiene un cartel indicador al principio. Pero debemos andar atentos para localizarla.

El sendero va a discurrir ahora y durante tres kilómetros y medio entre varios chalets y por una zona con abundantes árboles entre los cuales alcanzamos a ver el Mediterráneo.

Como a kilómetro y medio del desvío anterior pasamos ante una buena casa de campo llamada Son Coll con corrales y anexos.

Es en estos pocos kilómetros, absolutamente identificados con la naturaleza que nos rodea cuando alcanza toda su intensidad la identificación de lo que vemos con nuestro espíritu senderista. La verdad es que todo el entorno es de una belleza que me llena.

El sendero nos conduce hasta un lugar con una superficie circular delimitada por piedras. Al lado también se aprecia un hueco rectangular, vaciado por dentro, también hecho con piedras. Elucubramos sobre qué podría ser esto y qué utilidad pudiera tener y apuntamos al parecido que tiene con sitios similares que en otros lugares se utilizaban para las eras.

Nada más pasar este lugar nos encontramos con la finca Can Prohom en la que tan solo tres meses después de pasar nosotros por allí (12 de marzo de 2014) se produjo un crimen en el que el encargado de dicha finca, que acababa de salir de un psiquiátrico por un intento de suicidio, estranguló a su mujer, de la que estaba en proceso de separación, y luego se suicidó disparándose con una escopeta de caza. Nada de esto se podía presagiar entonces. De hecho nos pareció un lugar de paz y sosiego.

Y justo a continuación, en el lugar donde el sendero hace un giro de 160 grados a la izquierda, se encuentra el Oratorio de Castelló, del siglo XVII, que cuando pasamos nosotros se encontraba en absoluto estado de ruina.

Pocos meses después de nuestro paso (en octubre del mismo año) la prensa local se hacía eco del mal estado del mismo a pesar de que el Consell de Mallorca se estaba planteando su recuperación.

Según he podido saber un año después, en diciembre de 2015, las obras de restauración estaban a punto de finalizar, habiéndose recuperado en su integridad.

Al dejar atrás el Oratorio, contemplamos en la lejanía la Serra de Son Torrella, de la que destacan sobremanera, a la izquierda el Penyal de Migdia (1.401 mts) y, en la otra punta, con forma más piramidal, el Puig de l’Ofre (1.093 mts).

Continuamos camino accediendo de nuevo a la carretera MA-10, por la que caminaremos unos 200 metros y de la que salimos, por la derecha, junto al llegar a una curva muy cerrada.

Desde este punto vamos a ir viendo la costa de modo continuo. Cuando lo hicimos nosotros el día había empezado a declinar y el cielo se había cubierto de nubes que nos proporcionaron un bonito espectáculo durante los cuarenta minutos que nos faltaban para llegar al refugio de Muleta.

Aún en este ya corto trayecto tenemos la oportunidad de ver cómo, cuando se quiere dar buena solución arquitectónica a un problema, es posible.

Y por fin llegamos al refugio de Muleta, instalado en lo que antiguamente fue una base militar. Bien señalizado y con unas instalaciones y una atención a los senderistas estupendas.

View more external

Waypoint

Bajada

καταφύγιο

Deiá - Refugio de Can Boi

Waypoint

Valldemossa - Inicio

Waypoint

Comienzo de la senda

Σταυροδρόμι

Seguir de frente

Waypoint

Pla des Pouet

πανόραμα

Mirador de Can Costa

Mirador de Can Costa
κορυφή

Vértice geodésico Pouet

Vértice geodésico Pouet
κορυφή

Talaia Vella - vértice de 859 mts

Talaia Vella - vértice de 859 mts
Mountain pass

Son Gallard

Son Gallard
κορυφή

Cingels de Son Rul.lan

Cingels de Son Rul.lan
Σταυροδρόμι

Desvío a Deiá

φωτογραφία

Horno

Horno
πηγή

Pozo o fuente

Pozo o fuente
Waypoint

Can Miquelet - Naturaleza preciosa

ερείπιο

Castell del Moro

Castell del Moro
Σταυροδρόμι

Derecha

Waypoint

Botadors y olivos

πηγή

Fuente

Fuente
φωτογραφία

Caserón y olivos

Ποταμός

Torrente Major - Puente

Puente torrente
Risk

Indicador y carretera

Indicador y carretera
Σταυροδρόμι

Derecha

Derecha
φωτογραφία

Son Coll

Son Coll
φωτογραφία

Era

Era
φωτογραφία

Can Prohom Castelló

Sacred architecture

Oratori de Castelló

Oratori de Castelló
Risk

Carretera

Σταυροδρόμι

Izquierda 1

καταφύγιο

Refugio de Muleta

16 αξιολογήσεις

  • Φωτογραφίες Parian

    Parian 26 Ιαν 2020

    I have followed this trail  View more

    Bien descrita toda la ruta aunque creo que faltan palabras para expresar la belleza de todo lo que se ve en los kilómetros previos a la llegada a Deyá, que a mi personalmente me parecieron extraordinarios. Creo que de las tres realizadas hasta este momento es, junto con la primera, la más bonita. Posiblemente por los paisajes de costa que pueden contemplarse a lo largo de todo el recorrido. Magnífica descripción, Dalits, como siempre.

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 27 Ιαν 2020

    Muchas gracias, Parian, por tu comentario y valoración.

  • Φωτογραφίες Pablo de Gárate

    Pablo de Gárate 27 Ιαν 2020

    Precioso itinerario.
    Muchas gracias por compartirlo.
    Me lo anota.
    Un gran abrazo

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 27 Ιαν 2020

    Otro para ti Pablo. Muchas gracias por tu comentario y valoración. Un cordial saludo.

  • Φωτογραφίες Crispal

    Crispal 28 Ιαν 2020

    Preciosa ruta que tengo pendiente de realización

    Bien detallada en su track e información complementaria con lso waypoints.

    La descripción literaria, francamente buena. Y las fotos magníficas.

    Gracias por tu trabajo.

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 28 Ιαν 2020

    Muchas gracias, Crispal, por tu comentario y valoración. Un cordial saludo.

  • Φωτογραφίες Trankilitos

    Trankilitos 5 Φεβ 2020

    I have followed this trail  View more

    Una etapa tanto o más bonita que la primera, con unas vistas francamente espectaculares al mar. Gracias, Dalits, por el detalle de tu crónica que me ha servido para rememorar buena parte del recorrido.

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 5 Φεβ 2020

    Gracias, Trankilitos, por tu comentario y valoración. Saludos.

  • Φωτογραφίες Depuntillas

    Depuntillas 11 Φεβ 2020

    I have followed this trail  View more

    Califico la ruta de "moderada" porque a pesar de no tener una longitud excesiva, el trazado y el firme de los senderos no la hacen especialmente fácil aunque, desde luego, tampoco difícil.
    Creo que los kilómetros previos a la bajada a Deiá resultan espectaculares, desde el mirador hasta las vistas que se pueden disfrutar, casi en vertical, sobre esta población.
    Una ruta totalmente recomendable por su belleza.

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 12 Φεβ 2020

    Muchas gracias, Depuntillas, por tu comentario y valoración.

  • Φωτογραφίες Akivoy

    Akivoy 16 Φεβ 2020

    I have followed this trail  View more

    Preciosa jornada con un recorrido lleno de belleza que encuentra uno de sus puntos fuerte en el Mirador de Can Costa.

    Gracias Dalits por tu trabajo, que leo siempre antes de salir para tener presentes los puntos más interesantes de la jornada.

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 16 Φεβ 2020

    Muchas gracias, Akivoy, por tu comentario y valoración. Como bien dices, las vistas desde el mirador son preciosas.

  • Φωτογραφίες Dicaru

    Dicaru 20 Φεβ 2020

    I have followed this trail  View more

    El inicio de la ruta a mi me resultó duro por la subida continua hasta el Mirador de Can Costa que, desde luego, compensó sobradamente del esfuerzo realizado. Las vistas son espectaculares.

    El paso por los Cingels resulta igualmente precioso, con la vertiginosa caída que se abre al lado del sendero.

    La bajada hasta Deiá, dura, debiendo andar atentos a eventuales resbalones. Y desde allí hasta Muleta, un verdadero paseo que apenas si requiere esfuerzo pero sí permite disfrutar de un recorrido muy hermoso.

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 20 Φεβ 2020

    Muchas gracias, Dicaru, por tu comentario y valoración.

  • Φωτογραφίες Pouet685

    Pouet685 1 Μαρ 2020

    I have followed this trail  View more

    He puesto un cuatro a la facilidad de seguir por la dificultad intrínseca por lo demás cinco total maravillosa descripción y enhorabuena

  • Φωτογραφίες Dalits

    Dalits 2 Μαρ 2020

    Muchas gracias, Pouet685, por tu comentario y valoración. Un cordial saludo.

You can or this trail