Ώρα  5 ώρες 13 λεπτά

Σύνολο σημείων 1054

Uploaded 28 Σεπτεμβρίου 2017

Recorded Σεπτεμβρίου 2017

-
-
1.820 m
1.326 m
0
3,6
7,2
14,33 km

661 εμφανίσεις, 14 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή Calar de la Santa, Murcia (España)

Accedemos desde Murcia por la autovía RM-15, seguimos por la C-330, nos desviamos por la MU-702 pasando por Archivel al Sabinar, en la entrada al Calar de la Santa, cogemos la pista forestal asfaltada que cruza el Arroyo del Puerto, curvea paralela al Barranco del Tornajico, pasado el Cortijo de Los Huertos antes de llegar al de La Mata, aparcamos junto a la pista de salida (38°10'23.11"N 2° 9'37.90"W) en la Sierra de Villafuerte.

Los ”Cinco Magníficos” partimos a pie cruzando el Barranco de La Sazadilla, tomando la pista de la izquierda nos conduce al sendero, con entubación de agua, que nos baja al cauce de Arroyo Blanco; el rumor del agua en una pequeña cascada enciende nuestro ánimo, haciendo presagiar una ruta de tronío y belleza sin par, el estrecho sendero transcurre encajonado entre paredes y pináculos dolomíticos desde el Cerro Talón, atravesamos el curso del pequeño arroyo entre puentes de madera y espesa vegetación.

La acción conjunta y devastadora, inclusive para la roca, propiciada por la fuerza de la gravedad, nieve, hielo, viento, lluvia, descensos térmicos, etc., son aliados que la naturaleza emplea para deleitarnos con este profundo barranco y sus peculiares formas geológicas.

Pisar en firme, esquivar regueros, eludir pozas, atisbar las laderas circundantes de Fuentes Grandes nos absorbe, el descubrimiento nos maravilla.

El lecho del arroyo, desaparecidas sus aguas por filtración y con las pozas secas, nos permite avanzar con alguna pequeña trepada en casi todo el trayecto, hasta que toca abandonarlo en favor de una pista abandonada (colocamos unos hitos).

Hallamos en antiguos bancales aterrazados del sendero, un Sorbus doméstica (nombre romano del serbal común) Sus frutos (serba o zurba), ricos en vitamina C, son comestibles pero demasiado ásperos para nuestro refinado paladar, ya que a nuestro juicio les faltaba maduración; tradicionalmente se han usado para hacer mermeladas y licores aperitivo-medicinales, su apreciada y resistente madera se emplea en la fabricación de muebles.

Atravesamos por un bosquete de pinos con abrevadero natural para animales, donde Enzo, nuestra mascota, hizo una buena cata. Salimos a terreno abierto junto al Corral de la Fuente de la Peña, cortijo semiderruido ubicado estratégicamente, al confluir la pista con destino a la planta embotelladora de Cantalar, o por la Umbría de Las Pollardas a la carretera Archivel-Sabinar, con otra por la Loma de las Cabellas y la Umbría de Los Quebrantos hacia Hoya Alazor o Puerto Ortiz.

Poco más adelante giramos por pista a derecha, poco antes de su final tomamos un mantente, emprendemos el ascenso monte a través hacia el Cerro de Villa”flojo” (1743 m), donde el panorama cuajado de serranías, tan solo en la Región Murciana, es apabullante (Norte: Sierras del Zacatín y Umbría de La Mata. Oeste: Peña Jarota, Sierras de Taibilla y Moratalla. Sur: Sierras de Gadea y Mojantes. Este: Sierras del Frontón, Álamos, Tejo y Gorra), más alejadas por el Oeste, La Sagra y las Sierras de Castril y Segura.

Descendemos brevemente cruzando por un lapiaz en las calizas, para coronar la cercana cima del Cerro de Villafuerte (1747 m) sin vértice geodésico para encaramarnos.

Bajamos con precaución por el Bancal de Las Huesas, a la pista de vuelta al cortijo de la Fuente de La Peña, en vez de solaparse un tramo el track, hace un recto y se planta como nosotros junto a unos nogales, proseguimos hasta el Collado del Aire, desde donde descendemos por pista en peor estado, continuamos recto en el cruce con un camino ascendente hacia el Puntal del Mojón y el San Juan (1699 m), la pista cada vez más degradada cursa bajo el Collado de Las Polardas, cruzando el nacimiento de Arroyo Blanco.

Las erosiones han esculpido formas caprichosas a modo de “frailes” bajo los Puntales del Francés. Una cigarra ha mudado la piel junto al sendero, sus ninfas cavan túneles para vivir enterradas, hecha la muda se convierten en adultos, encaramándose a los árboles y alimentándose de la savia, los machos emiten un canto característico para atraer a las hembras.

La perspectiva aérea, nos deja ver el barranco excavado por Arroyo Blanco, desde otro punto de vista a modo de despedida. Antes de enlazar con el cruce de vuelta, descubrimos un coqueto pinsapar. Los bocatas los tomamos sentados en la Plaza del Calar de la Santa, regados con birras del Restaurante Luis. Terminamos con la compra de miel y manzanas en Archivel.

Powered by Wikiloc

2 αξιολογήσεις

You can or this trail