-
-
3.397 m
2.037 m
0
3,2
6,3
12,68 χιλιόμετρα

50 εμφανίσεις, 3 αποθηκεύσεις

κοντά στην περιοχή Aneto, Aragón (España)

Soberbia ruta que atraviesa parajes míticos, salvajes y alpinos del macizo de las Maladetas. Lo más cercano al esquí-alpinismo que he hecho hasta ahora!

Partimos del refugio Cap de Llauset en busca del Collado de Ballibierna, al que se llega sin mayor problema por una pendiente muy tendida. Una vez arriba, se divisa perfectamente el resto de la ruta a seguir. La brecha superior de Llosás aparece increíblemente arriba y desde aquí no es más que una muesquita en la altiva cresta de Llosás; ¿por ahí tenemos que pasar??

El percal al otro lado del collado es más serio ya que los primeros metros de bajada son pinos y la nieve está muy dura, aún está todo en sombra en este valle. Pero la pereza de poner crampones nos puede, así que nos tiramos hacia abajo apretando esfínteres para hacer el primer giro. Luego ya suaviza y disfrutamos hasta llegar a la base del corredor que nos llevará a la brecha Soler y Coll, sin bajar a los Ibones de Ballibierna. Aquí directamente ponemos crampones y echamos los esquís a la espalda para no tener que poner pieles de nuevo, ya que sabemos que arriba empina muy alegremente y no llegaremos con esquís.
Cada uno con su técnica, puntas o mixta, vamos ganando terreno a la canal, hasta que salimos por su embudo izquierdo al collado.

Como no pusimos pieles tras la última bajada, calzamos los esquís en un pispás y nos lanzamos a un bello valle que tiene una bajada muy divertida. Acabamos en el lago de Llosás y lo patinamos bajo las murallas congeladas de la cubeta hasta situarnos bajo la canal que asciende a la brecha inferior de Llosás. Aquí ponemos pieles de nuevo que sabemos que ya no quitaremos hasta la mismísima cima del Aneto.
Madre lo que queda!

Sin prisa pero sin pausa vamos ascendiendo en dirección a la brecha inferior, hasta que muy cerca de ella giramos a la derecha donde lo vemos más cómodo. Desde aquí ya es ascender y ascender bajo la cresta de Llosás hasta la brecha superior, que está prácticamente arriba del todo y que no veremos hasta prácticamente darnos de bruces con ella.

Aquí paramos a comer con maravillosas vistas, y toca echar de nuevo esquís a la espalda sin quitar pieles para bajar por la chimenea de piedra descompuesta y bastante vertical, al glaciar de Coronas. Existe una cuerda fija que ayuda mucho si la nieve y piedras están tan sueltas como la encontramos.

Una vez descendida, ya sólo nos queda flanquear la cresta hasta que nos situamos bajo la vertical del corredor Estasen, que desde aquí acojona.

Esquís a la espalda y parriba sin pensar mucho. La nieve reciente ha borrado la huella pero está en buenas condiciones, así que pasito a pasito subimos el corredor. En la bifurcación de arriba coger el de más a la izquierda.

Pero al salir del corredor no han acabado las dificultades ya que aún queda una trepadita mixta por bloques que los esquís no facilitan, hasta que por fin aparecemos en la misma cima del Aneto!

Campeones!!!

El viento arriba es insoportable y la sensación térmica debe ser de - 15°C por lo menos, así que nos vamos rápido y pronto entramos en calor en el puente (puente, no paso!) de Mahoma, que está picantón en mixto, con crampones y la vela de los esquís a la espalda. Y nos lo queríamos perder!

Por fin en terreno sencillo quitamos pieles y nos tiramos pabajo en una de las mejores esquiadas que he pillado nunca. 30cm de nieve polvo perfecta y deliciosa en 1700m de bajada, bufff, qué gozada!

Final del track en los Aigualluts por motivos que no vienen al caso. Desde aquí sólo queda volver un poco en remada al Hospital, o a la Renclusa. O a la Besurta en caso de que la pista ya esté limpia.

Rutón apoteósico sin duda!

Σχόλια

    You can or this trail